Mejora tus defensas con embutidos ibéricos

Mejora tus defensas con embutidos ibéricos

Cured iberiam ham

 

Todos sabemos que cada alimento ayuda a mejorar una o varias funciones corporales y normalmente relacionamos todos estos alimentos con las verduras, las frutas… pero absolutamente todos aportan beneficios al cuerpo humano, incluso algunos que, al considerarlos caprichos, los tomamos como algo negativo para nuestra salud. Es el caso de los embutidos ibéricos, que en realidad nos ayudan a proteger nuestras defensas.

Vitaminas y flora

Junto con el yogur, los embutidos ibéricos son el único alimento que contiene flora láctica activa, que aumenta la capacidad de defensa de nuestro organismo. Lo que hacen es que la flora láctica se renueve de forma natural, por lo que muchos médicos recomiendan tomar una cantidad pequeña de embutidos ibéricos tras un tratamiento con antibióticos por vía oral o tras haber padecido un proceso diarreico.

Pero no solo eso, puesto que los embutidos también ayudan con el estrés por su alto nivel de vitamina B3, que combate tensiones externas. Otros de ellos, además, contienen vitamina C, como el chorizo ibérico. Esto es importante porque la vitamina C suele ser destruida de los alimentos mientras se cocinan a altas temperaturas, y como es una vitamina que el cuerpo ni produce ni almacena, el tomar una pequeña ración de chorizo ibérico es muy recomendable.

El jamón ibérico de bellota, bueno para tu salud

No solo se le llama el rey de los ibéricos por su delicioso sabor, sino también porque aporta una ingente cantidad de nutrientes y posee varias cualidades para mantenernos sanos. Así, al ser una carne rica en ácidos monoinsaturados es saludable para el corazón y propicia el aumento de los niveles del HDL. El HDL, para los que no lo sabéis, es el llamado «colesterol bueno», que se gana su nombre al ayudar a limpiar el colesterol real (LDL o «malo») de las paredes de las arterias.

Por otro lado, al tratarse de un producto curado modifica sus proteínas y grasas, convirtiéndose en un producto ligero, sano y altamente digestivo. Por supuesto, también contiene muchas proteínas y aporta vitaminas como el ácido fólico, o minerales como hierro, zinc o selenio.

Como podéis ver, no hay por qué privarse de una buena dosis de embutidos ibéricos de vez en cuando. Solo fíjate que al comprar los productos sean se Denominación de Origen o, al menos, de una marca de calidad que te transmita confianza. Por ejemplo, hay una tienda online, Guijuelo Directo, que envía productos ibéricos de Denominación de Origen Guijuelo directamente a vuestra casa.

Sin Comentarios

Deja tu comentario