Tags Posts taggeados en "alimentación"

alimentación

Psoriasis

Es sabido que durante el verano muchas personas que tienen psoriasis mejoran notablemente la situación de su piel. Eso sí, también debemos ser conscientes de que es necesaria una buena protección solar y, al mismo tiempo, consultar al dermatólogo, ya que para algunas personas con psoriasis la exposición al sol puede provocarles el efecto contrario.

En cualquier caso, generalmente el sol, los baños en el mar y el menor nivel de estrés, entre otros factores, hacen que la psoriasis se reduzca durante los meses de verano. A pesar de esto, también es importante tener en cuenta que durante el verano comemos peor, por lo que intentar mantener una buena alimentación durante estos meses también contribuirá a mejorar.

Y de esto es de lo que queremos hablar hoy precisamente, de la relación entre la psoriasis y la alimentación. Si tienes psoriasis y durante el verano has descuidado tu alimentación, es importante que conozcas cómo mejorar tu dieta, qué alimentos son beneficiosos para la psoriasis y cuáles no lo son tanto.

¿Dieta para la psoriasis?

En principio, ningún médico va a poner un régimen de alimentos prohibidos o una dieta estricta a un paciente de psoriasis. Se limitará a aconsejarle que mantenga hábitos saludables como los de no fumar, no beber y evitar en lo posible las grasas saturadas. Hasta aquí, todo normal, ya que son recomendaciones que se hacen a todo el mundo. Sin embargo, no hay que olvidar que la psoriasis tiene un componente genético, pero también tiene un desencadenante ambiental por ahora desconocido.

Sabemos, por tanto, que hay algo ajeno a nosotros que desencadena la psoriasis y que esto responde a un proceso inflamatorio. Sabemos, también, que lo que comemos influye en las órdenes de nuestro cuerpo respecto a la activación o supresión de moléculas inflamatorias o antiinflamatorias. Con estos datos, es obvio pensar que los alimentos que favorecen la inflamación no serán recomendados y, por su parte, los alimentos que tengan efectos antiinflamatorios serán considerados como buenos para las personas que tienen psoriasis.

Alimentos inflamatorios y antiinflamatorios

Los alimentos inflamatorios son los que deberían ser evitados en la medida de lo posible por las personas que tienen psoriasis. No es necesario privarse de ellos totalmente, pero sí ser moderados en su ingesta, pues favorecen en general la inflamación y, por tanto, agravan los síntomas. Dentro de esta categoría se encuentran la carne roja, la cual se debe evitar siempre tomar a la brasa, y los productos cárnicos elaborados como salchichas o patés.

También es preferible evitar la leche: sus proteínas generan en muchas personas reacciones alérgicas y cuando se tiene psoriasis es preferible alterar lo menos posible el sistema inmunológico. El café y la yema de huevo favorecen también los procesos inflamatorios, por lo que también es recomendable que se eviten estos alimentos. El maíz y el gluten, presente en el trigo, la cebada, la avena y el centeno, deben evitarse en lo posible por la misma razón.

Por supuesto, también contamos con los productos que todo el mundo debe evitar con el fin de mantener una alimentación completamente sana como el alcohol, el azúcar, la comida basura, la repostería industrial…

¿Y cuáles son los buenos? Muchos más que los malos. Las verduras y hortalizas son todas estupendas para la piel, tanto si se tiene psoriasis como si no, y sus nutrientes fortalecen el sistema inmune. Carnes como el pollo o el pavo (sin piel) o pescados como el atún disminuyen la producción de proteínas inflamatorias. La fruta ha de tomarse fresca y, en cuanto a los cítricos, lo mejor es probar cómo sientan al organismo, pues algunas personas con psoriasis se quejan de que empeoran sus síntomas.

Es importante que los alimentos sean ecológicos y, en el caso de los pescados, libres de mercurio.

 

Villa Maria2

 

 

En verano la alimentación es fundamental debido a un mayor desgaste de nuestro cuerpo, a causa de las altas temperaturas y de un mayor tiempo de ocio del que disfrutamos haciendo más ejercicio en definitiva. Nuestro cuerpo necesita sobre todo una mayor hidratación y alimentos ricos en proteínas y carbo-hidratos.

La carne es un alimento rico en proteínas y que nos aporta las calorías necesarias para poder disfrutar de un día lleno de aventuras, pero como cualquier otro, cuanto más fresco esté y más calidad tenga, más lo disfrutaremos.

Si alguno de vosotros ha disfrutado alguna vez de un buen chuletón de Buey de Galicia, Asturias o Cantabria sabrá a qué me refiero, la carne se deshace sola con el simple contacto de la lengua y nuestra saliba, la textura es suave, tierna y el sabor es intenso. Nada que ver con esos platos de carne congelada que cualquiera hemos tenido que sufrir alguna vez en algún que otro restaurante del cual no queremos acordarnos. Y por supuesto no estoy diciendo que la carne congelada sea mala, sino la forma en la que la conservan algunos restaurantes y el tiempo que la tienen congelada…

Un buen chuletón de carne fresca se aprecia en el primer bocado, la carne sabe a «carne» como se suele decir comúnmente… y es que cuando la carne no es fresca, ni está tierna ni sabe a nada.

Para evitar que nos den «conejo por liebre» hay una tienda online que nos garantiza el más alto grado de calidad en sus carnes, en su conservación y en el transporte rápido a tu domicilio, esta tienda especializada en carnes de gran calidad se llama «Carnes Villa María» y os la recomiendo a todos por su garantía profesional.

 

Interpretado en algunas ocasiones como una dieta milagro, el método Montignac no es en realidad una dieta propiamente dicha, ya que se trata de un sistema de alimentación que asegura reducir y equilibrar el peso y contribuir a mejorar la salud de quien lo sigue. De entre todos los métodos de dietas y nutrición que se pueden encontrar en el mercado, probablemente sea uno de los más seguidos y de los que más años lleva orientando a quienes quieren reducir su peso. Las pautas que se deben seguir se pueden resumir en los pasos siguientes:

  • Reducir el consumo de sal al mínimo y eliminar el azúcar.
  • En lugar de picar entre horas, beber mucho, sobre todo agua y en el caso de tomar refrescos que estos no contengan ni azúcar ni cafeína.
  • La fruta se debe comer siempre antes de 15 minutos que cualquier otro alimento salvo los frutos rojos. Todas las frutas se pueden comer sin límite excepto las enlatadas.
  • La carne se puede consumir de cualquier manera excepto rebozada con harina o pan rallado. El pescado también debe estar cocinado de la misma manera.
  • Se puede acompañar con alguna salsa, pero estas deben ser caseras. Salsa mayonesa y de tomate.
  • Las zanahorias siempre se comerán crudas, no cocidas.
  • El alcohol está prohibido, solamente se podrá tomar un vaso pequeño de vino con la comida.

Si se siguen estos pasos, el organismo se mantendrán sano y el peso controlado (al menos eso es lo que aseguran).

 

 

Si estáis por comenzar una dieta generalmente debéis tener una rutina diaria de comidas como además diferentes alimentos para incorporar que sean saludables y beneficiosos para la salud.

Aquí colocamos la incorporación de ciertas frutas que aportaran los nutrientes básicos para que podáis aprovechar.

Una de las frutas recomendadas para su dieta es el plátano, permite que incorpore una cantidad importante de energía facilitando la realización de deportes, además entre unos de los beneficios que contiene es el alto porcentaje de potasio que permite una alimentación sana. Lógicamente debéis consumir con cautela ya que mucha cantidad del mismo tiende a engordar por la sacarosa que contiene.

El melocotón también puede formar parte de la dieta, sus propiedades son realmente muy rentables para que tengáis en cuenta. Tiene un alto contenido vitamínico y además evita los problemas digestivos como estreñimiento, con efecto diurético como también mejora el sistema inmunológico.

La piña es de las escojas más acertadas permite un proceso digestivo eficiente respecto a las proteínas además tiene propiedades muy importantes ya que disminuye grasas, es generalmente sumamente recomendado en procesos de adelgazamientos.

Por ultimo incorporar la manzana a su dieta en las diferentes colaciones es de las mejores alternativas, esta fruta no engorda y contiene propiedades benéficas para la salud.

Como podréis ver las frutas son las aliadas más importantes que tenéis para comenzar con un régimen saludable.

Podéis combinarlas con verduras o quizás escoger alguna otra que suplante las propiedades en caso de no ser de su gusto o preferencia, la variedad de las mismas es realmente amplia.

 

 

Una dieta diaria en donde hay un importante consumo de grasas es perjudicial para la salud y el bienestar, destacamos algunos consejos para que podéis utilizar para disminuir el consumo de ellas.

Debéis saber que las grasas están en variados productos de consumo diario que a veces no se sabe, a este tipo se la denomina de ocultas; de forma continua eliminar el consumo de galletas dulces, los aperitivos salados, entre otros.

Respecto a las carnes necesariamente debéis escoger por aquellas conocidas como ligeras en donde tienen menos cantidad de ellas; prepararlas sin piel evitando las frituras es de las opciones más recomendadas.

Los lácteos tienen un porcentaje alto en grasas, lo más recomendable es consumir aquellos que son desnatados, ya que son más saludables y permiten una dieta más equilibrada.

Para una alimentación en donde las grasas conocidas como buenas estén presentes incorpore diferentes variedades de frutos secos no en gran cantidad ya que aportan muchas calorías y su interés es disminuir de peso; sino como colaciones pequeñas antes de las comidas, estos no los cocine ya que no son beneficiosos.

El pescado azul es excelente debéis intentar comerlo aproximadamente dos veces por semanas, ya que le ofrece una cantidad de nutrientes todos saludables y además ayuda a ciertas patologías.

Si estáis con interés de mejorar la alimentación diaria, comenzando sólo con estos consejos logrará grandes avances y obtendrán en un periodo de tiempo una mayor salubridad.

Recuerde que antes de comenzar a realizar alguna dieta debéis consultar con un especialista para escoger la más acertada para su cuerpo.

Posted in NutriciónSalud

Identificar los errores, excesos o deficiencias, de nuestra dieta puede ayudarnos a prevenir el sobrepeso y evitar consecuencias perjudiciales para nuestra salud.

1er error: Un desayuno insuficiente o no desayunar. Después de varias horas de ayuno, el cuerpo necesita un desayuno equilibrado y suficiente para afrontar las primeras horas del día con energía y buen ánimo. La sensación de cansancio por la mañana, poca concentración o mal humor pueden ser causadas por un desayuno inadecuado.

Solución: Para evitar este error, debemos prestar especial atención a la primera comida del día. El refrán “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un pobre” es muy acertado. Un desayuno energético y equilibrado debe incluir cereales de preferencia integrales, frutas y lácteos.

2º error: Exceso de azúcar. Las consecuencias de tomar más azúcar de la cuenta, además del aumento de peso, recaen también sobre nuestra salud.

Solución: Para evitar este error, debemos identificar los alimentos azucarados que normalmente consumimos, además del propio azúcar, la bollería, repostería, pastelería, refrescos, zumos azucarados, galletas, chucherías, etc. Es necesario intentar sustituir los azúcares refinados por integrales y aumentar el consumo de legumbres, que implican una producción menos pronunciada de insulina que los primeros.

3er error: Demasiada proteína animal. El consumo en exceso de proteína animal puede causar un aumento de la pérdida de calcio por la orina (lo que a su vez puede suponer unos huesos más frágiles), además de un mayor riesgo de obesidad, trastornos cardiovasculares e hipertensión arterial.

Solución: Para evitar este error, debemos controlar la cantidad de proteína animal que ingerimos. Una ración adecuada debería contener unos 125 gramos carne, o 140 gramos de pescado. Además, debemos optar por aumentar el consumo de proteína vegetal (legumbres, granos integrales, soja…), que garantiza el aporte de proteína de alta calidad.

4º error: Exceso de sal. La Organización Mundial de la salud recomienda un consumo máximo de 5 gramos al día. El consumo medio de los españoles casi dobla este límite (según la AESAN, Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición). Un exceso de sal influye directamente sobre el aumento de la presión arterial (y enfermedades cardiovasculares), además de aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares, enfermedad renal, etc.

Solución: Para solucionarlo, podemos optar por sazonar la comida con especias y hierbas aromáticas en lugar de sal, fijarnos en las etiquetas de los productos para elegir los que contienen menos sal o sodio, y consumir más alimentos frescos (que contienen menos sodio).

5º error: Las grasas trans. Las grasas y aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados (conocidos como grasas trans) son elaborados industrialmentes y normalmente se emplean en bollería industrial, charcutería, precocinados, entre otros. El consumo continuado de este ingrediente puede tener como consecuencia el aumento del colesterol malo y la reducción del colesterol bueno.

Solución: Por esto, debemos fijarnos en el etiquetado y buscar alimentos que no contengan grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas (grasas trans), dando preferencia a aceites de oliva o de girasol.

Blog nutrición center

Una mujer menopáusica es una señora estupenda que ronda los 50. Hay muchos mitos destructivos que intentan hacernos creer que se engorda con el aire, que se arruga todo y que la torpeza invade los movimientos, pero es todo mentira. Ni todas tienen sofocos, ni todas se descalcifican, ni todas engordan. La alimentación ayuda a mantener la hidratación de la piel, el peso adecuado, los huesos sólidos y una forma física estupenda.

Es cierto que la menopausia afecta a la forma de engordar. La grasa se acumula en nuevos lugares que no gustan nada, pero se puede adelgazar sin problemas. Esos kilos no se quedan ahí, si una no quiere.

  • Cuando aparece la ansiedad por dulces en la menopausia es indicativo de que necesitas mayor cantidad de hidratos de calidad. Añade una pequeña cantidad de arroz, pan y pasta integrales en todas tus comidas sin miedo a engordar. Añade ejercicio físico, que relaja.¡
  • Pueden empezar a aparecer picos de tensión en mujeres con buena musculatura y facilidad para retener líquidos. Para evitar esto, toma pocos crudos, cocina los alimentos y reduce todo lo que puedas la ración de proteínas, sobre todo, controla el jamón serrano y el queso. Gran vicio menopáusico.
  • En ocasiones, la copa de vino con las comidas afecta a algunas mujeres bloqueándoles la pérdida de peso y dando sensación de hinchazón generalizada aún pesando lo mismo. Déjalo para los fines de semana.
  • Toma isoflavonas de soja si tienes sofocos, funcionan muy bien y no cuesta nada tomarlas.
  • El calcio se puede añadir en más formas que solo lácteos. Algas, brécol, almendras, garbanzos, acelgas, etc. El furor por los lácteos es muchas veces uno de los causantes de la hipertensión, la obesidad y la retención de líquido.
  • El queso que más calcio tiene en el menor trozo posible es el parmesano y el grana padano, dos denominaciones italianas que encuentras fácilmente en el supermercado. Toma una medida equivalente al tamaño de un dedo gordo al día, y estarás añadiendo un buen complemento a tu dieta.
  • Si tienes tendencia familiar a la artritis y la artrosis por parte de tus parientes mujeres, debes saber que durante la menopausia esta tendencia se agrava. Insisto en la reducción de las raciones de proteínas, ya sean de carne, pescado, huevos o lácteos.  Ojo también con abusar de las legumbres. Dos veces por semana será suficiente y siempre estofadas con verduras, sin añadirles proteína animal.
  • Bebe agua en forma de infusiones tipo kukicha o bancha. Mejoran la absorción de calcio y no contienen excitantes.
  • Toma una caja de vitaminas para el pelo y las uñas cada seis meses. Los minerales para los huesos y para el pelo compiten entre si y es interesante hacer aportes frecuentes.
  • Si aparece la depresión por los desajustes hormonales, pide ayuda a tu médico. No esperes a que se te pase sola metida en casa comiendo bombones. Ponte en marcha ya.

Blog Alimerka

Uno de los grupos de población que más necesita organizar su nutrición son las personas que están superando o conviviendo con una enfermedad grave. El cáncer con la quimioterapia y radioterapia, los trastornos degenerativos y todo tipo de patologías crónicas, precisan de gran energía y de la garantía de obtener todos los nutrientes.

Los tratamientos fuertes como la quimioterapia modifican, en gran medida, el equilibrio nutricional de una persona. Además de esto, se produce la falta de apetito con alteraciones en el sentido del gusto y molestias en la boca, que impiden aun más la capacidad de nutrirse correctamente y hacen del momento de alimentarse un suplicio. El mayor inconveniente que tienen estas molestias es que incapacitan para comer bien, pero una completa nutrición actúa como uno de los grandes aceleradores de la recuperación y debemos lograrla de cualquier forma posible.

Si conseguimos elevar los niveles nutricionales, mantener el tono muscular, una hidratación estupenda y una buena gestión de los horarios, la medicación actúa mejor, los riñones eliminan las toxinas con más facilidad. Además, las mucosas de la boca y los tejidos en general después de una operación, cicatrizan con mayor rapidez y eficacia.

Queridos amigos, si tenéis cerca de vosotros a un familiar enfermo, no permitáis que se alimente mal. Si no consigue comer o beber, ni siquiera los caprichos que le apetezca con tal de ingerir algo, existen complementos nutricionales en la farmacia que proporcionan todos los nutrientes necesarios que el organismo precisa para su recuperación o su mantenimiento. Son unos batidos que se preparar en casa con agua o leche fría o caliente y que se pueden espaciar en el tiempo. Se pueden tomar enteros en el mismo momento de las comidas, o a sorbitos durante todo el día. Son una opción práctica cuando la alimentación es incompleta. No dudéis en probarlos.

Un comodín alimenticio en caso de inapetencia o dificultades para comer son los purés. Añaden agua y, por lo tanto, hidratación. Verduras con su fibra, vitaminas y minerales. Queso, carne o pescado con sus proteínas, y un elemento energético que lo hace suave al paladar, como la patata, la legumbre o el arroz. Son una solución muy interesante.

Un ejemplo: crema de pollo con garbanzos, espinacas, cebolla, zanahoria, calabacín y un quesito. Le añadimos un zumo de fruta cítrica de postre para mejorar las defensas, y podemos estar tranquilos porque estamos ayudando a la recuperación.

Blog Alimerka